domingo, 1 de enero de 2012

El tenue disfraz.


Y entendí que la verdad
podía llegar a doler tanto...
Sumido en la inmensidad
su lamento tornaba en llanto.

Miraban sus ojos fríos
al resplandor de la razón.
La decepción de un amor roto
le atacaba sin compasión.

Los celos con capa y espada hirieron;
En pocas palabras se defendió "el amor"
ocultándose bajo aquel tenue disfraz
que a la larga, como todo, se perfumó con falsedad.

El mundo entero era una máscara,
ya no quedan valores, ya no queda ni respeto
y las almas perdidas vagan
en busca de lejanos e imposibles sueños.

Muero por dentro y estoy sonriendo,
confieso que me quiero ir, pero sigo clavada a ti.
No dudo que el sol brille en el cielo,
pero lo cierto es que en mi corazón sigue lloviendo.

5 comentarios:

  1. El mundo entero era una máscara,
    ya no quedan valores, ya no queda ni respeto
    y las almas perdidas vagan
    en busca de lejanos e imposibles sueños.

    Y que triste que, al salir de casa...veamos esto mismo....

    ResponderEliminar
  2. Que bonito...!! Gracias por aberte pasado por mi blog enserio! :) Yo ya te sigo! :3, si quieres, sige el mío! (Solo si quieres! (;jajaja) Un besooo :)

    ResponderEliminar
  3. El mundo entero es el escenario para el histrión de la literatura. (E.A.Poe)

    ResponderEliminar
  4. Oh, parecen ser las ruinas de lo que anteriormente fue un imperio, quizá la pluma cedió a la mo y sus pobres sentimientos, quizá sin más razón se apagó la hoguera que tanto calor desprendió. Me duele ver el lento morir de la poesía que fluye pir mis venas cada dia.
    No sabes quién soy y yo no te conozco, vengo invitado por una amiga tuya, Marta. Me conmueve tu cese en la actividad poética, me duele ver como una hermana pierde el pulso y su verso se detiene. Por favor, vuelve.

    ResponderEliminar