domingo, 29 de agosto de 2010

Lo que el tiempo se llevó.

Nada, ya no queda nada.
El tiempo todo se llevó,
pero yo quedé anclada
por siempre a tu corazón.

Y cada palabra tuya
se quedó grabada en mí.
Aunque ahora, son sólo palabras
muy fáciles de decir.

Quisiera mis gritos ahogar,
quisiera volver a reír,
quisiera poder borrar
todo lo que me lleva hacia ti.

Cuesta escribir lo que pienso
porque sé que es la verdad:
El fin de unos sentimientos
que creían no tener final...

1 comentario:

  1. Reflejas muy abiertamente lo que sientes, me gusta.

    ResponderEliminar