martes, 31 de agosto de 2010

Pocas personas, demasiada gente...

Hay muy pocas personas
pero demasiada gente.
Imposible razonar
con esos incompetentes.

Lucha muerte, por la vida.
Aunque por mucho que corras
nunca podrás escapar:
Es la cruda realidad.

Echa la vista atrás.
Mira lo que dejaste.
Fue bonito, ¿Verdad?
A ti misma te engañaste.

Tu palabra, falsedad
en la que confiábamos.
Nada volverá a ser igual;
no queremos más engaños.

3 comentarios:

  1. Que versos tan bellos
    Me encanta!!!

    Un abrazo muy fuerte!!!!!

    Necesitamos más personas y menos gente...

    ResponderEliminar